Wednesday, May 31, 2017

Cierre de ciclos, hombre muerto caminando y reuniones

He comentado en diversos lugares los problemas que veo con sistemas de redes sociales como Facebook que uso solamente para contactar de momento a un cliente específico. Otro de los puntos que se mencionan de problemas son las llamadas cámaras de eco, en los cuales de repente solo te ves expuesto a comentarios de personas afines a tus modos de pensar por lo cual no tienes otros puntos de vista externos.

Afortunadamante la mayor parte de las personas varliosas que conozco no usan facebook, y los pocos que lo hacían han bajado en su consumo. Me entero de cosas, si. Pero el problema es que es similar a cuando tomas el metro o caminas por la calle y oyes música desagradable o te enteras que hay series sobre narcotraficantes idealizados. Es el teorema de la mosca, como mierda, dos trillones de moscas no pueden estar equivocadas.

Por cuestiones de trabajo viajo mucho por el interior del país. Quise coordinar hace unos meses un visita con parientes que viven en Colima, y en menos de tres años que no pensaban e ellos, dieron un cambiazo. No para bien. Es seguro que voy a Guadalajara en los próximos veinte días, ya reservé el hotel en el centro de la ciudad, al ue empecé a ir con mi padre allá por el 86 antes de cambiarnos allá. Planeando con mi esposa le comentaba de una construcción que puedo definir como “oriental ranchero percudido, porque así es el estilo de ese esificio público. Y se que en este viaje, al que voy con un propósito, no voy de paseo o esperando revivir algo que no ha muerto. Al igual que en esos tiempos, era un problema de ver en las calles hombres muertos caminando, lo que llamaba Castaneda capullos luminosos en form de lápida.

En este viaje a Guadalajara veré a unos proveedores, comeré birria en el Mercado de sanata Teresa y probablemente pase por algunos lugares. Pero no es una cuestiñon de reunirte con personas del pasado o con ideales del pasado. Tampoco es un premio ni una obligación. No voy a cerrar ciclos. Esos ciclos se cerraron en su mayoría por si solos por personas que se desviaron del camino que en su momento vimos en las msmas circunstancias. El camino sigue libre. Es el mismo futuro que vi en mi juventud.

No se trata de cerrar ciclos sino entender que ciclo elegimos y que camino. No elegir es también una elección. Trataré de hacer varias cosas, pero para mostrar ciertos lugares a mi esposa. El camino que elegí hace años ha sido generosos a través del trabajo y no perder la vista lo que percibí en hojas de papel milimétrico en un caballete , tratando de aplicar lógica simbólica para despejar variantes que eran personas muertas caminando, de ciclo cerrados. No hay porque pensar en los muertos, a veces lo necesario es brincarlos si decidieron solitos hacer un suicidio metafórico.